Miércoles, 01 Febrero 2023
Miércoles, 11 Enero 2023 13:09

Qué son y cómo usar las encuestas políticas

Escrito por
Qué son y cómo usar las encuestas políticas Especial Facebook

Comienza el 2023 y muchos pensarán en evaluar sus posibilidades de competir por algún cargo de elección popular el siguiente año. Las encuestas son parte de la decisión y eso está muy bien pero hay que saber algunas cosas importantes ¿Qué es una encuesta y cuáles son las diferencias entre las que existen? ¿Para qué sirve y para qué no sirve una encuesta? ¿Cómo maximizar la utilidad de invertir en una encuesta? Aquí les daré algunas opiniones sobre éstas y otras interrogantes.

 

Las encuestas son un método confiable y de bajo costo para estimar la probabilidad con la que una población se comporte de cierta manera en cuanto a preferencias, percepciones y opiniones. La clave para que una encuesta funcione es tomar bien la muestra, ésta debe ser aleatoria para asegurar que todos los integrantes de la población estudiada tengan la misma probabilidad de ser seleccionados como informantes. Existen diversos procedimientos de selección que el investigador podrá utilizar dependiendo del universo poblacional y de los objetivos de la investigación.

 

Cuando el método elegido por el investigador excluye de la muestra a uno o varios segmentos de la población, entonces se afirma que existe un sesgo muestral, lo que equivale a un error de diseño que modificará las estimaciones de la encuesta.

 

Las encuestas en redes sociales solo pueden representar a la población usuaria de dichas redes y más específicamente a los usuarios con ciertos comportamientos identificados por los algoritmos. Esto ocurre porque cuando alguien quiere levantar una encuesta en una red social como Facebook tiene que pagar una pauta para que el algoritmo de Facebook haga aparecer la publicación en los muros de los usuarios. No es que uno publique una encuesta y en forma automática aparezca en todos los muros de todos los usuarios. El investigador tiene que decirle a Facebook, “te pago para que hagas aparecer esta publicación en los muros de los usuarios que viven en tal región y con tales características (mayores de 18 años por ejemplo)”. Quienes responderán la encuesta serán personas motivadas por algo, y ese “algo” es distinto al azar, ya que son los usuarios quienes se autoseleccionan. El algoritmo aprende de ese comportamiento y hará que la publicación aparezca preferentemente en los muros de usuarios con características similares a las de quienes suelen responder. Esa selección puede significar un sesgo que modifique las estimaciones con respecto a las que se obtendrían de una muestra aleatoria simple de usuarios de Facebook. Y como es imposible conocer el tamaño del sesgo entonces se dice que se trata de una muestra no probabilística.

 

Lo mismo ocurre con las encuestas de Twitter, WhatsApp o cualquier otro procedimiento en los que interviene un algoritmo y/o son los propios informantes quienes se autoseleccionan. A veces las encuesta en redes sociales “le atinan” al resultado de una elección de la misma manera que un reloj descompuesto dice la hora correcta 2 veces en un día ¿Sirven esas encuestas? Claro que sirven pero sus resultados solo pueden compararse con muestras obtenidas mediante idénticos métodos. En ese sentido, suelo fijarme más en las tendencias que en las proporciones, ya que una tendencia observada en una encuesta de redes sociales puede corresponder en alguna medida a la del conjunto de la población. Eso significa que si un indicador está subiendo en una serie de encuestas de Facebook es factible que también suba en otras series provenientes de encuestas probabilísticas.

 

Las únicas encuestas probabilísticas son las domiciliarias y las telefónicas. Éstas últimas representan a la población con línea fija, móvil o ambas, dependiendo del universo muestral elegido. Menos de 1 de cada 4 ciudadanos utiliza un teléfono fijo en su domicilio, mientras que 8 de cada 10 tiene un teléfono celular para su servicio personal.

 

Las diferencias entre la calidad de las estimaciones de una encuesta a teléfonos móviles y una domiciliaria son cada vez menores debido a que se ha extendido el uso de telefonía celular en la población mexicana. Los informantes en las telefónicas suelen responder a cuestionarios muy cortos, las preguntas deben ser igualmente cortas para extender los periodos de atención de los entrevistados y asegurar que comprendan bien las opciones que tienen para elegir. Las telefónicas funcionan mejor para ejercicios de seguimiento de unos pocos indicadores, mientras que las domiciliarias son útiles para investigaciones más complejas que aporten información significativa en un proceso de planificación estratégica y toma de decisiones.

 

El cuestionario también es otro elemento muy importante de una encuesta, lo que no se pregunta simplemente no existe. Tanto el tipo de preguntas como el orden en que se formulan inciden en el resultado, por eso es importante que un profesional sea quien haga el diseño del instrumento. Asegúrese de contratar a alguien que haga un buen cuestionario y le ayude a interpretar sus resultados para tomar decisiones acertadas.

 

Si quiere evaluar las posibilidades de competir por un cargo sugiero invertir en cuando menos 2 encuestas. La primera debería ser una muestra más robusta y con un cuestionario más amplio que sirva para determinar su posicionamiento actual y cuánto le falta para poder competir, en qué segmentos y localidades puede crecer, qué le trae opiniones negativas y positivas, cuántos y quiénes quieren votar por usted, qué medios de utilizar para comunicarle a la población. Además, debe conocer otras variables del entorno social y político como dónde están los demás competidores, cómo están evaluados los partidos políticos, los gobiernos y gobernantes, qué problemas tiene la gente, entre otros indicadores. La segunda encuesta la tomaría después de haber ejecutado una estrategia de posicionamiento. Ese segundo estudio servirá para evaluar si hubo crecimiento y como es su posición con respecto a los demás competidores, ahí podrá decidir si continúa o no con el proyecto.

 

Los aspirantes más experimentados saben que una buena encuesta a tiempo ahorra dinero y contribuya a incrementar las probabilidades de triunfo. Los más novatos se esperan a que se acerquen los tiempos políticos y es cuando aceleran todo para intentar conseguir una candidatura.

 

En MAS DATA agradecemos la confianza de nuestros clientes y les deseamos a todos un año 2023 pleno de armonía, prosperidad y salud.

José Ignacio Zenteno

Director de MAS DATA. Investigador de percepciones y preferencias públicas. Me pagan por documentar realidades

Twitter: @PepeZd

www.estudiosdemercado.mx/ | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en Facebook!

REALIDALEAKS

Síguenos en Twitter!

Buscar tema

Realidad 7 es un sitio de noticias de corte político y periodismo digital.
Nuestra misión es llevar a la comodidad de tus dispositivos la información más relevante que sucede en el campo político de nuestro país.

Contacto: info@realidad7.com