Jueves, 09 Agosto 2018 12:58

La Nueva Historia

Escrito por
La Nueva Historia Imagen de: El Universal y BBC.com

 

Autor: @nopalmuino 

 

Era el año 2000 y el ambiente electoral era cada vez más raro, nadie sabía que pasaría en las elecciones presidenciales de ese año, sobre todo en los colegios de historia. Por aquellos años yo cursaba mi último año y la UNAM se encontraba casi paralizada por el secuestro que había sufrido a mediados de 1999 y la entrada de la entonces PFP al campus universitario.

 

En los pasillos de las universidades hablábamos de lo que en ese momento parecía la culminación del proceso de la lucha por la democracia. El fenómeno llamado Fox había permeado a toda la sociedad y en lo personal no recuerdo ni una sola propuesta de campaña, por el contrario, recuerdo su anuncio con un ¡Ya! y solo eso.

 

La noche de la elección fue diferente, absolutamente nadie tenía cara larga y el madruguete de Zedillo a su propio partido fue increíble, aquella noche yo me encontraba en una casilla con mi novia de ese momento, cuando el presidente salió a reconocer el triunfo de Fox fue como si la selección de futbol hubiera anotado un gol, los gritos de alegría se escucharon salir de las casa, y todo fue raro, las personas empezaron a salir de sus casa y ofrecerse a ir a la casa de campaña de Fox o al Ángel de la independencia, uno de esos vehículos fue el que me acerco a mi casa cerca de la media noche.

 

Cuando regresamos a la Universidad había también una discusión sobre la nueva historia, ¿Cómo se haría la historia después de ese histórico triunfo? recuerdo a mi maestro de teoría de la historia diciendo, como todo proceso histórico no podremos verlo hasta unos 10 años como mínimo, cuando ya veamos los primeros frutos sin fanatismo que envuelve el momento.

 

Han pasado 18 años de aquel momento, de aquella noche y hoy podemos ver el fruto de todo eso.

 

Ayer se entregó la constancia de presidente electo al ganador de la elección presidencial de este año, y vimos todo lo que recuerdo de 1994, recuerdo como en la TV hicieron un show total cuando destaparon a Colosio, un show total cuando Zedillo fue el nuevo designado y otro gran show cuando Zedillo gano la elección, y es que muchos no habían nacido para recordar esas imágenes que vimos repetirse en esa entrega de constancia.

 

Fue como volver en el tiempo, seguro esa misma cobertura será la que veremos cuando tome protesta como presidente. Faltaría que hicieran la cadena nacional, pero poco falta ya que por una parte tenemos a las dos cadenas televisivas con más presencia en la Tv abierta montando esa presentación y en Internet tenemos los órganos del partido ganador y los medios incondicionales como SDP (que también es de Televisa) que no se cansaran de poner en medios digitales el suceso.

 

¿Cambio la manera de hacer historia? Sí, en definitiva la historia que se hace empezó a romper mitos, empezó a convertir a los héroes en hombres, a liberar de las cadenas de lo romántico la historia nacional, dejó que los hombres fueran conocidos por sus acciones y no por un solo hecho. Se había terminado con esos grandes héroes nacionales que en muchos casos ni eran tan héroes y en otros fueron separados y condenados por la historia que el régimen del partido en el poder nos había enseñado.

 

Se supo que Miguel Miramón había sido uno de los llamados “niños héroes” pero que su apoyo a Maximiliano le había hecho ser excluido y condenado como un traidor. También se empezó a valorar las acciones del archiduque que paso de ser un vulgar extranjero invasor a un hombre liberal con acciones concretas para implementarlas en una nación con un gran potencia que se encontraba atrapada en reformas que le conducirían a una crisis política como la de 1910.

 

Pero la historia de odio también fue creciendo, es decir, muchos empezaron a odiar con Fox como presidente, desde compararlo con un niño, hasta decir que era tan incapaz como un autista, la ilusión se rompió y desde ese momento, cuando Revista Proceso perdió la publicidad gubernamental de hizo la guerra vs Fox. La revista se vio en problemas financieros y se rompió el mito que decía que Proceso era la única revista que se mantenía de sus ventas.

 

La historia de odio empezó con el libro de una “periodista” argentina que basaba su investigación en: se dice, se cuenta, se rumora. Por otra parte, la misma revista empezó a ser un lugar que publicaba como el narcotráfico empezaba a dominar el norte del país, era común ver como se empezaba a exaltar la narco cultura y surgieron “Las Muertas De Juárez” el escándalo que acompaño a Fox en su gobierno. Los medios como La Jornada y Proceso no dejaron de resaltar la violencia por narcotráfico y como todo se había salido de control.

 

Con el triunfo de Felipe Calderón inició un combate frontal al crimen organizado, y entonces el odio que se había generado con “Las Muertas De Juárez” aunado al odio que el candidato perdedor de esa elección había sembrado hicieron que ahora se hablara de “Los Muertos de Calderón” y entonces se empezaron a contar de manera más frecuente y sin falta todos los muertos y cadáveres caídos en la batalla contra el narco. La campaña No+Sangre no fue otra cosa que otra manera de odio, ahora contra otro gobierno. Eso y el no menos despreciable rumor de otro periodista diciendo que el presidente era un alcohólico.

 

Con el triunfo de Peña en 2012, se olvidaron de las “Muertas de Juárez” y de los “Muertos de Calderón” y se centraron en la corrupción, en rumores que involucraran dinero, en desmoronar la imagen del presidente llamándolo pendejo, y además en crear una imagen de que su familia vivía rodeada de lujos mientras otros no tiene ni para comer. Se mencionó que el narco había permeado las diferentes estructuras del gobierno y se le culpo de todo aquel crimen realizado por los narcotraficantes ¿Cómo explicar que el crimen de Iguala el gobierno de Estado y el Municipal fuera de un partido de oposición y se culpara sólo al Gobierno Federal?

 

¿Qué tipo de historia se hará ahora? Toda la película de la transición es muy parecida a la de Fox, éste último marcando la agenda todos los días, reuniendo a sus cazadores de talentos para tener lo que el llamo “un gabinetazo”, Fox reuniéndose con los candidatos que habían perdido y la prensa aplaudiéndole, Fox haciendo chistes y al final Fox siendo una desilusión.

 

No cabe duda que Mark Twain tenía razón “La historia no se repite, pero que rima”

 

 

Visto 419 veces
Nopal Muino

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en Facebook

  1. Popular
  2. Trending
  3. Comments

Calendario 2018

« Noviembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30