Jueves, 12 Diciembre 2019 10:45

De los humanos con síndrome de árbol (una sátira sobre el matrimonio)

Escrito por
De los humanos con síndrome de árbol (una sátira sobre el matrimonio) FACEBOOK

 

Escrito por Elia Rojas Villalpando

 

La infelicidad es cosa de todos los días. Pero no hacen nada. No se mueven. Se quedan estancados en sus vidas con grandes “oportunidades de mejora” (por no decir vidas de mierda) como si no tuvieran dos piernas para irse a buscar la felicidad a otro lado. De otra forma. Así les dijeron que debía de ser. Desde chiquillos todos programados igualitos: el vestido de novia, el pastel, la casita, los niños. No existe otra cosa. No hay otra manera.

 

Salen de un trabajo que detestan para llegar a sus casas cuando ya no hay de otra, sino la mujer se pone “loca”. Ella le ha hecho 10 llamadas a su celular, pues porque ya se tardó. No vaya a ser que esté con “alguna vieja”. Y cierto es que después de un día de ociosidad y de constante stalkeo en redes sociales, puede ser que aquella chavita que ya le dio 463 likes y 27 comments (que además trabaja para el primo del amigo, compra su ropa en Zara y come regularmente en los mariscos de a la vuelta) se le ande resbalando. Porque él no es. Las culpables siempre son ellas. Y probablemente si traigan onda. O no. Quién sabe. Pero en su cabeza de guionista de novelas de TV Azteca, ya existe un tórrido romance entre la “vieja de los likes” con ese hombre que ya ni quieren, “marido” le llaman. Ya no lo quieren. Y lo saben. Pero tampoco quieren verlo feliz con alguien más. Así de bonito es el amor convencional.

 

Se saludan de beso de piquito porque pues hace mucho que la pasión se esfumo por la ventana. Disminución dramática de serotonina, oxcitocina, dopamina, endorfinas y testosterona. ¿¡Queeeeeee!? ¡¿Están desahuciados?! Pos no. Pero el deseo entre ellos si. Y ya ni desahuciado, sino muerto y enterrado. Y es perfectamente normal después de los primeros tres años de relación, pero ellos no lo saben. Para ellos la biología (y décadas de estudio de la neurociencia) es lo de menos, su amor es eterno y no hay manera de que tengan ojos para alguien más. Nunca. Bueno, por lo menos así es como pretenden engañarse mutuamente. Y no lo logran, obvio. Y lo saben. Pero los dos fingen que si. Bien chistoso.

 

¡Y de sexo ni hablamos! porque pues nada más la reglamentaria de cada 15 días, o cada 30, dependiendo el caso. Y en sábado por la noche obviamente, después de la boda de la sobrina. Pues porque hay que tener copas encima para lograr sentir tantito antojo por ese hombre o esa mujer que los hace sentir tan miserables.

 

Se ven con rencor. Los casos más graves, con odio. Ella porque no entiende cómo fue que la realidad la alcanzó cuando la expectativa era un cuento de hadas. Y él... pues él porque quiere estar con sus cuates viendo el fút y echando chela y resulta que está sentado en el sillón, haciendo macramé, junto a la dama con ataques de neurosis que al parecer se tragó a la esbelta señorita de 50 kilos con la que se casó.

 

Pero aguantar todo eso vale la pena por las “bendiciones”, ¿si o no?. Aquellos querubines que cuando cumplan 18 años se largarán a vivir con su novio el Santi. En el mejor de los casos, y si hicieron bien su chamba, a estudiar una carrera al extranjero o a enseñar a leer a niños huérfanos en Angola. Ojalá les salgan como los segundos.

 

Y se van... y se van... y se fueron. Y ni permiso les pidieron.

 

Pero bueno, uno viene a esta vida a hacer lo que debe hacer ¿cierto? Sin pensar, sin razonar, sin cuestionar, sin entender, que uno muere un poco cada vez que hace lo que debe en lugar de lo que quiere.

 

Y ¿ahora? Pues toca aguantarse.

 

Ni modo de dejar a la dama y al “príncipe azul venido a menos” a estas alturas.

 

Ni modo de quedarse solos ¡Qué miedo!

 

Ni modo de atreverse a buscar la felicidad en otro lado. De otra forma.

 

Ni modo de encontrarla.

 

Y así es como se les va la vida a aquellos infelices que murieron pensando que eran un árbol.

 

 

Elia Rojas Villalpando

Realidad 7 Noticias

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en Facebook

banner

  1. Popular
  2. Trending
  3. Comments

Calendario 2018

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

banner vertical