Sábado, 23 Enero 2021
Miércoles, 14 Diciembre 2016 13:35

Caso de Ana Gabriela Guevara es culpa de la asquerosa sociedad

Escrito por
 
 
 

Tengo que confesar que desde lo más profundo de mi ser me duele escribir el título de este texto, sin duda alguna habrá más de una persona que me critique, pero siendo sinceros, lo que escribo es cien por ciento real.

 

Ese ataque brutal y vergonzoso del que fue víctima la medallista olímpica en la olimpiada de Sidney 2000 debe aclararse, castigarse y repudiarse, no hay más. Quienes a puño y sangre golpearon con la que en un momento de su vida nos llenó de orgullo a todos los mexicanos y mexicanas, deben pasar su vida en una cárcel para no ocasionar más daños a otros mexicanos.

 

Pero ¿quién es culpable de esta barbarie? ¿Eruviel Ávila? ¿Peña Nieto? ¿Felipe Calderón? ¿El PRIAN? ¿El PRIMOR (PRI-MORENA)? ¿La Policía Federal? ¿quién señoras y señores?

 

Y es que todo inicia en casa, sin duda desde pequeños aprendemos valores, partimos del hecho de que todos venimos de una mujer y en ese estricto sentido natural, es doblemente repudiable este asqueroso hecho.

 

En mi particular opinión creo que ese ataque doloso tiene su origen en la familia, en los padres y madres que sin mayor prevención dan a luz a hijos que a veces no pueden mantener ni educar, padres que no son capaces de decirles a sus hijos lo que es bueno y lo que es malo, lo que se debe y no se debe hacer, padres que en vez de reprender a sus hijos cuando hacen indebido en la escuela le reclaman al maestro y no al estudiante, por padres y madres que le exigen a sus hijos que denuncien a sus maestros por si le gritan al alumnado, por esos padres y madres que incentivan el “oficial, deme chance le juro que no lo vuelvo a hacer”.

 

Sí amable lector, la última cadena del eslabón que es la familia se ha roto con los constantes feminicidios y agresiones, por la pérdida de valores, por aquellos que promueven y disfrutan las peleas de perros, por aquellos que tiran la basura en los ríos, por los que hacen ciber – bullying desde la comodidad de su sofá o del internet gratuito que les da el gobierno represor, por los padres que celebran que sus hijos anden con más de “una vieja”, por los que incentivan en sus hijos las metadas de madres para el que piensa diferente, por esos que les encanta rayar los transportes públicos con sus grafitis y pintas que no  son otra cosa que vulgares expresiones. 

 

La agresión de estos cuatro poco hombres que originaron graves lesiones a nuestra medallista olímpica es resultado de una mezcla de pérdida de valores y punto, no hay más.

 

No fue Eruviel Ávila el que educó a esos cuatro vulgares, tampoco fue Peña Nieto, tampoco Felipe Calderón y mucho menos el dos veces fallido candidato Presidencial Andrés Manuel López Obrador.

 

No se confundan, ¡eduquen a sus hijos! Sólo así cambiará este país. No será AMLO, ni el PRI, ni el PAN y mucho menos el PRD, serán las familias las que cambiemos este país.

 

De la clase política no nos esperamos nada, pero sí esperamos mucho de la familia mexicana solidaria.

 

¿Por qué con tanto dolo la agredieron? El tiempo y la justicia mexicana en la cual aún hay una breve molécula de esperanza, nos dirán lo que pasó.

 

Fuerza Ana Gabriela.

 

 

 

Imagen de: Twitter

Carlos Torres Flores

Periodismo , músico, emprendedor, escribo a ratos, , amo Puebla, creador de  y , fan de los Simpson.

Suscríbete a mi Canal de Youtube 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

REALIDALEAKS

Síguenos en Facebook!

Síguenos en Twitter!

Buscar tema

Realidad 7 es un sitio de noticias de corte político y periodismo digital.
Nuestra misión es llevar a la comodidad de tus dispositivos la información más relevante que sucede en el campo político de nuestro país.

Contacto: info@realidad7.com

Search