Los pasillos del famoso mercado de San Juan, en el corazón de la Ciudad de México, guardan misterios que merecen conocerse, sobre todo si de comer se trata; para eso hay que buscar algo fuera de lo común, así que la principal atracción para quienes aman el riesgo o saborean la adrenalina como postre es ingerir lo que pocos se atreverían.

Una vez terminada la contingencia por los terremotos del 7 y 19 de septiembre con su respectivo luto, la siguiente tarea para los que tuvimos la fortuna de no sufrir pérdidas materiales ni de amigos o parientes, es ayudar a reconstruir y apoyar a la gente que se quedó sin nada en los diversos lugares del país en donde se sufren las consecuencias.

En medio del caos a la mexicana que hemos padecido en la última semana vale la pena recordar uno de los deportes que ha traído algo de gloria y gratos momentos a los mexicanos, tan carentes de motivos para celebrar que hasta nuestras propias tragedias las ensalzamos con memes y chistes, creados con tal rapidez que se duda si ese talento no se puede usar para cosas más productivas.

Jorge Alonso es un joven poblano, licenciado en Periodismo, que escribe precioso. Uno de muchos alumnos que admiro por su prosa limpia y seductora. Él cambió las teclas por un gis y emigró a su verdadera pasión. Estoy convencido que enseña mucho mejor de lo que escribe, donde es un portento.

Desde el viernes pasado miles de jóvenes vivieron en la zozobra emocional al no ser asignados a las escuelas preparatorias y colegios de Ciencias y Humanidades pertenecientes a la Universidad Nacional Autónoma de México; la noticia, en primer lugar, generó decepción y coraje, como es natural cada año, pero también inconformidad e incredulidad por haber obtenido pocos aciertos, además de la búsqueda de una razón por la cual no habían quedado en su mejor opción para estudiar

 

Salir de casa y no tener la certeza si regresarás es cuento de todos los días en Acapulco. Caminar a diario sobre el Boulevard Vicente Guerrero, la carretera nacional México-Acapulco, donde las balaceras ocurren al capricho de criminales sin escrúpulos, se ha vuelto rutinario para los lugareños.

Fue hace 50 años

May 23, 2018

Una orquesta de músicos afina sus instrumentos, entra una requinto y Paul McCartney grita: “It was twenty years ago today…”  Era el 1 de junio de 1967, también jueves, cuando el álbum más emblemático de The Beatles, y quizás de la historia del rock, fue lanzado directamente a los cuernos de la luna; entonces, la historia de la música cambió. Sólo trece canciones y cada una con su peculiar trama, una tras otra apenas ligada en la postproducción por un leve silencio, lo que antes eran surcos en los acetatos.

En la historia democrática de nuestro país han existido muchos partidos políticos vividores del presupuesto (de hecho todos lo son), pero calificados como intrascendentes por su efímero paso por el circo que no dejó algo bueno para recordar, más que su gusto por el poder y a vivir bien unos cuantos años, hasta que se acabó la beca.

Alguna vez un periodista dijo que este oficio no es para cínicos. Treinta años después en México afirmamos que no es para cobardes. Sabes lo que puede pasar, debes tener en cuenta hasta dónde te detienes o sigues. Nuestro país, el de hermosos paisajes naturales, comida inigualable, de rica historia precolombina es también donde asesinan periodistas por el simple hecho de informar. 

Eran aproximadamente las 15 horas del lunes 17 de abril, a la altura del kilómetro 180 de la carretera Orizaba-Puebla, cerca de Quecholac, zona del triángulo rojo, donde se extrae gasolina. A la orilla de la autopista un sujeto se apuesta con al menos cinco bidones de unos 20 litros, sin ningún anuncio, a la espera de sus clientes. Es un vendedor de combustible robado.

Síguenos en Facebook

  1. Popular
  2. Trending
  3. Comments

Calendario 2018

« Mayo 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31