Viernes, 28 Febrero 2020 14:49

Como se trabaja en la cura del coronavirus y cuál es su situación actual

Escrito por
Científicos apresuran el desarrollo de una cura definitiva para el coronavirus Científicos apresuran el desarrollo de una cura definitiva para el coronavirus Imagen: Chn

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dejado el panorama claro: transcurrirán al menos 18 meses para que el planeta tenga disponible una vacuna contra el coronavirus. Una noticia que de inicio no suena muy alentadora, pero realmente lo es, pues las vacunas que se desarrollan desde cero, tienden a demorar entre dos y cinco años en llegar al mercado.

 

Finalmente el coronavirus llegó en México, esto a través de un paciente ubicado en Ciudad de México y otro aún con síntomas y sospechas en Sinaloa. Pero la situación de otros países, donde el virus realmente ya es un problema, hizo que desde el inicio del 2020 científicos chinos extrajeran una secuencia genética del COVID-19, llamada SARS-Cov-2.

 

El siguiente paso fue ponerla a disposición de todo interesado en el planeta, que desde el primer momento empezó a desarrollar tratamientos y vacunas para hacerle frente al virus. Se sabe al día de hoy que se avanza rápidamente en este trabajo de investigación, sin embargo se espera que aún tenga varios meses por delante.

 

El tratamiento, primer paso

 

Los tratamientos contra el coronavirus están pensados para ayudar a las personas que actualmente han sido infectadas con el virus. En este momento, la idea es poder tratar a aproximadamente el 15% de los pacientes con síntomas severos, esto para probar la efectividad de este proceso.

 

El tratamiento candidato se inició sobre las bases de los brotes de SARS y MERS, los cuales se abandonaron tras el cese de los mismos. Los investigadores desempolvaron estas antiguas investigaciones y pusieron marcha al desarrollo sobre ellas con el fin de acelerar el proceso.

 

Remdesivir es el medicamento elegido para tratar a los pacientes de coronavirus. Fue desarrollado por la farmacéutica Gilead, y su base científica demostró su capacidad de bloquear el SARS y el MERS en las células y en los ratones.

 

Además, el Remdesivir se utilizó en un ensayo clínico que buscaba tratamientos para el Ébola, un paso realmente importante, pues esto significa que ha pasado por pruebas de seguridad para asegurarse de que no causará ningún daño.

 

La vacuna, el gran reto

 

El caso de la vacuna es totalmente distinto al tratamiento, debido a que las estimaciones aseguran que estará lista en al menos un año, pero este periodo se podría extender hasta los 24 meses. La vacuna en su caso, buscará ayudar a prevenir que las personas en todo el mundo se infecten.

 

El crear una vacuna es algo sumamente complejo, ya que implica hacer copias de una parte del virus. Posteriormente parte del sistema inmunológico para producir anticuerpos que neutralicen el avance del virus en las células. Por tal motivo, se necesitan una gran cantidad de pruebas y análisis antes de arrancar con los ensayos en seres humanos.

 

El caso del coronavirus resulta ser más complicado y se vuelve todo un reto, ya que nunca ha existido una vacuna para ningún tipo de coronavirus, no existe ninguna plataforma de producción, no existen datos de su seguridad, ya que no se sabe si habrá complicaciones. Básicamente se está arrancando de cero.

 

Moderna Therapeutics es una compañía de biotecnológica con sede en Cambridge, Massachusetts. Su vacuna fue creada sólo 42 días después de que la secuencia genética del virus COVID_19 fue liberada, todo un tiempo récord. Pero esta no es la victoria, pues falta aún probarla y en caso de ser efectiva, seguiría el paso de producirla y distribuirla, un reto que suena complicado.

 

Se sabe que esta vacuna se basa en un método genético relativamente nuevo que no requiere el crecimiento de grandes cantidades de virus. En lugar de esto, la vacuna está llena de ARNm, un material genético que proviene del ADN y que produce proteínas.

 

Esta vacuna codifica las proteínas del coronavirus que luego se inyectan en el cuerpo. Las células inmunes de los ganglios linfáticos pueden procesar ese ARNm y comenzar a fabricar la proteína de la manera correcta para que otras células inmunes las reconozcan y las marquen para su destrucción.

 

Por ahora las esperanzas están puestas en los equipos farmacéuticos y de investigación que trabajan a marchas forzadas para hacerle frente a este problema mundial, pero es un hecho que la vacuna no estará lista para enfrentar el brote mundial del coronavirus, por lo que los tratamientos son ahora mismo donde están puestas las esperanzas.

Cesar Aguilar

Comunicación por la BUAP
Ex colaborador de Diario Cambio
Apasionado de los deportes y el espectáculo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en Facebook

banner

  1. Popular
  2. Trending
  3. Comments

Calendario 2018

« Marzo 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

banner vertical